Crecer,  Relación con Dios

Navidad

Qué palabra tan pequeña, para el mayor significado del Universo…

Qué pocas letras, para tanto contenido….

¿Qué significa la Navidad?

Para muchos, la fecha más dificil del año. Navidad viene envuelta en los cansados fines de año, los cierres de balances que no siempre son optimistas.  Las vacaciones que siempre son cortas o ni están. Cuesta conseguir trabajo. Los precios aumentan.

Para los que han sufrido abuso, y por años nunca pudieron festejar nada, la Navidad significa una carga extra de tristeza .

El significado de algo, varía para cada persona .  Desde nuestro entorno e historia algunos ven como llegan amenzantes la época de luces y fuegos artificiales. Otros, con intenso alivio.

De alguna manera,  la memoria del día que dividió la historia en dos,  hace más explicitas las cosas. Como si luz extra iluminara las vidas, lo bueno es más bueno, y lo oscuro se ve más oscuro.

Nunca he visto tanta gente sola, ni la soledad tan magnificada como en la Nochebuena.

Esto posee un tremendo trasfondo espiritual, que por ignorarlo, buscamos llenarlo con  cosas accesorias.

Navidad es el cumpleaños de Jesús. Es la memoria del día en que el cielo tocó la tierra y Dios descendió  para hacerse uno de nosotros y salvar al mundo de la irremediable destrucción.

La luz del mundo, brilló entre tanta tiniebla, y fue hecha carne.

Por eso, cada Navidad, hará explícitas las cosas, porque El es luz, y no hay ninguna oscuridad en El.

Hoy quiero llevarte a reflexionar sobre el verdadero significado de la Navidad.

El mundo se enciende en luces, y un maratón de compras , regalos y  comida, se desata.

Las familias acuerdan y desacuerdan en cien discusiones quien estará con quien, y quien no estuvo y porque.

En la mayoría de los hogares, el autor de la vida y la salvación, cuyo cumpleaños celebramos, no es invitado. Ni recordado. Permanece en la puerta como dijo en Apocalipsis, esperando por nosotros.

Esta es una invitación a preguntarnos  con sinceridad, a quien festejamos esa noche. La familia,  los regalos, la comida, o a El.

Una nochebuena cenábamos con mis hijos.  Tomados de la mano, oramos antes de la medianoche, y cuando me tocó hablar, sencillamente, supe, que había desperdiciado mi tiempo por tantos años.  Esta, era Su fiesta, no nuestra fiesta. El estaba allí, esperando por mí. ¿ Por cuántos años le tuve  esperando a mi lado, mientras yo comía y reía, o tal vez lloraba, pero sin El?

Empezé a llorar, íntimamente convencida de mi error.  y  por primera vez levanté mi copa, y brindé por mi Señor y mi Rey.

No es cuestión de ir a una iglesia, ni de celebrar un rito más. Es encontrar la certeza de que El ansía estar con nosotros. Espera, como todos en su cumpleaños, nuestro amor y gratitud, nuestros saludos, nuestro festejo. Espera mi pensamiento dirigido en amor hacia El.

El nos ama incondicionalmente, y espera que en el día de Su cumpleaños, recordemos que vino a este mundo y padeció, por nuestra salvación.Vivió sus cortos años  y cumplió su sueño de morir, para que nosotros tuviéramos vida eterna.

Te pido que esta Navidad  encuentres un momento en el día, para celebrar al Rey de reyes, y si aún no lo has recibido en tu vida con un corazón abierto,  o el camino endurecido te apartó de Sus brazos amorosos, tomes el tiempo de cerrar un momento los ojos y hablar con El y pedirle que puedas regresar a Su abrazo, con palabras como estas.

«Querido Señor Jesús, gracias por escucharme. Vengo delante de tí a rendirte mi vida, y abrir mi corazón, reconociendo mis pecados y la multitud de mis fallas. Te pido que me perdones y que me cubras con tu precioso amor. Señor, anhelo caminar contigo cada día, y aprender de tí, como ser la persona que tu voluntad desea . Hoy te reconozco como mi Salvador y mi Señor y te pido perdón por cada vez que te he ignorado, por cada día que mis pensamientos vagaron lejos de tí. Ayúdame a amarte,  me comprometo a buscarte con todo mi ser.  Te necesito Señor en mi vida. Y te deseo el más feliz cumpleaños del universo. Gracias mi Señor. Amén»

Les deseo a todos, la más feliz navidad. Que sus  corazónes  sean llenos de la vida ,  amor  y salvación que el Señor vino a regalarnos desde Su pura y amorosa Gracia.

Sigue leyendo….

«El mismo Dios» . Diciembre del 2008 en la Bahía

«Navidad en Rusia» en la Bitácora

«No pases la copa» en Desayunando con Dios

Edith Gero reside en Córdoba, Argentina. Es Pastora, Consejera , escritora y creó la red de Bahia esperanza como un lugar amable donde poder hablar y encontrar herramientas para solucionar conflictos y crecer. www.bahiaesperanza.com www.bahiaesperanza.blogspot.com www.desayunandocondios.com Facebbok/Twitter:EdithGero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.