Crecer,  Relaciones Interperson,  Resolución de conflictos

Desarrollo sostenible vs. Obsolescencia programada

Ecología es el estudio de como se relacionan los seres vivos  entre sí, y con el medio.  Y, una de sus palabras claves «desarrollo sostenible» es el compromiso de utilizar los recursos naturales de tal modo que no afecten a las generaciones futuras.  Cambios «sostenibles» a largo plazo, buscando el reciclaje de lo existente,  y la mayor vida útil de cada cosa.

Lo que es entonces en la ecología, lo es en la vida diaria del hombre también.

¿Por qué no aplicarlo?

Si tienes un auto que contamina ¿ lo tiras  o modificas su motor a eléctrico o  a bio combustible?

Y si tu pareja  ya no te gusta y vives peleando ( cosa contaminante por cierto) ¿ la desechas y buscas otra o  aprendes por fin a relacionarte y decidir aprender a amar?.

Si las bolsas del supermercado se acumulan en tu casa ¿ las tiras a la basura o tiras la basura en ellas?

Y, si tu pasado te tortura ¿lo ignoras y te inventas otro, ó vas y lo sacas a luz, buscas el perdón, perdonas, cierras los círculos y haces de eso una buena base para tu hoy?

Si las hojas a4 impresas de una sola cara se amontonan ¿las tiras o haces con ellas anotadores  y borradores para tus diseños y notas?

Si un amigo te traiciona, o tú lo traicionas ¿ lo dejas y te buscas otro o  trabajas la relación en confrontación y perdón?

Si un rio está contaminado ¿ lo secas y haces otro, o  lo limpias y cuidas sus afluentes?

Si tu cuerpo no te gusta ¿ te inventas uno de silicona y mil operaciones, ó empiezas una vida sana, y trabajas en la restauración de tu identidad y estima?

Hoy, todo es cambio vertiginoso en un mundo que considera viejo y obsoleto todo lo que tiene un pequeño tiempo de uso y vida.  La tecnología avanza tan rápido (señal clara del fin de los tiempos) que si estás en diseño gráfico y no tienes el último programa de edición de video, no existes.

Y si lo obsoleto, por viejo, entonces hay que destruirlo ( y reemplazarlo por algo nuevo)

El mismo mensaje subliminal que la sociedad de consumo nos insertó como un chip para incentivar la compra, el mismo engaño, es utilizado hoy en la forma en que nos relacionamos con todo, incluidas las personas.

Bosques preciosos son arrasados para instalar casas, y edificios, y aún en las «zonas verdes» de esos lugares, solo se coloca césped y algunos arbustos. La merma de los árboles, fábricas de oxigeno y barreras del suelo, empieza a hacerse sentir gravemente.

Edificios antiguos con paredes de 30 y 45 cm, y aislación térmica natural, son derribados para construir torres de ladrillo hueco, dónde la gente no puede ni respirar por el calor o el frío.

Los valores clásicos de las relaciones humanas están obsoletos. Todo lo que lleva más de un par de algo ( meses, décadas) es reemplazable. Sin valor. Tiempo de vida útil, limitado a la oferta y demanda. Mercadotecnia en la esencia de la vida misma.

Desarrollo sostenible implica un alto grado de compromiso con la vida que nos rodea, el planeta, las relaciones, las personas. Lo que nos fué dado por el Creador, para «administrarlo». El primer concepto de sostenibilidad entonces,  está en la Biblia.

Reciclar nos permite un ahorro considerable, tanto en lo micro, como en lo macro. Ahorro de recursos, de energía, de dinero. El cambio que requiere el progreso no pasa necesariamente por  romper y hacer otra cosa. Hacer algo nuevo es fácil, y todos lo quieren, reinventar algo, es todo un desafio.

Porqué ver lo viejo como obsoleto y no como lo que nos enseña, lo que nos transmite  experiencia.  No tiraríamos «La Santa Cena» de Leonardo Da Vinci . Luego de su rápido deterioro por la contaminación ambiental, restaurarla llevó 22 años!, un legado a las generaciones futuras.

Un edificio  antiguo restaurado une la amplitud y un  trabajo artístico que ya no puede  realizarse con el confort actual. Me impactó ver para el Bicentenario argentino el mega trabajo de restauración que se hizo en los principales teatros, el Colón y el Libertador de Córdoba. La exquisitez del  arte de época , con lo mejor de la ingeniería de sonido moderna. El resultado, belleza pura, funcionalidad extrema.

A mí me gustaba desde niña, estirar la vida útil de todo. Reciclar, restaurar, ahorrar.

Cuando era solo una niñita, iba atrás de mis amigos que cazaban pájaros y uno por uno, veía cual podía ser «reparado».  De adolescente iba detrás de mi padre por la orilla del mar mientras él pescaba , y cuando salían las rayas y las tiraban, yo  las devolvía al mar, y liberaba  a los detestados cangrejos de las bolas de tanza.

Con hijos talentosos que se movieron siempre para todos lados, aprendí a cortarles el pelo para economizar tiempo entre sus ir y venir de conciertos, academias y demás. Aprendí a armar una valija de hombre, aprendí a planchar trajes, y a solucionar «reciclajes e inventos» de último momento a minutos de viajar a algún lado. Aprendí la flexibilidad requerida para ensamblar lo nuevo con lo viejo.

Si la funda de sus instrumentos no dá mas, yo las arreglo. Y, si una relación en mi vida no dá más, yo sigo trabajándola y creyendo que si la Gracia está, todo es posible al que cree. Una relación interpersonal para mí, no es negociable y  menos descartable. La permanencia de una relación no debiera entrar en juego frente al conflicto o el paso del tiempo. Por algo que podríamos llamar, compromiso sostenible.

Creo que por esto, no es de extrañár que hoy, el Padre me confíe a sus hijos quebrados  para enseñarles estos simples principios de restauración , reconstrucción y compromiso  por sobre la destrucción.

Entiendo la necesidad de «promover el consumo». ( y la obsolescencia). Yo también debo vivir de lo que produzco. Pero, me gusta tanto diseñar un super vestido. como reciclar uno de 10 años.  Es más, el desafió de hacer algo nuevo en lo ya existente demanda mucha creatividad y me gusta hacerlo.  Tampoco limitaré a propósito la vida útil de lo que hago, sino que lo haré para que dure lo máximo, porque aquí tambien, trabajaré desde el «principio de la plataforma opuesta»

¿Tiraríamos abajo  el  castillo de Neuschwansteinm, que inspiró la película de la Bella Durmiente  de Disney para hacer una torre de vidrio sobre el lago Constanza?.

¿ Entonces porqe abandonamos las relaciones sin compromiso alguno,  porque cambiamos personas y las tratamos  como objetos usables, como cosas sin valor….?

Si La Santa Cena, un castillo, o una pieza de pòrcelana de la dinastía Ming, tienen tanto valor para invertir en su restauración y conservación  a veces el compromiso de generaciones ¿ Cuánto más valor tiene  una persona, la Corona de la Creación?

Personas,  hechas a imagen y semejanza del Unico y Eterno Dios, a quienes  maltratamos, desalentamos,lastimamos, abandonamos.  Con total falta de respeto , de compromiso y de permanencia.

Una relaciòn responsable con el medio ambiente estará dado por el compromiso de cuidarlo. Con los seres humanos, por un amor  de alto nivel de compromiso y respeto.

La prolongación de la vida útil,  y el desarrollo sostenible, comienzalos hoy en tu propia vida y en tus relaciones interpersonales.  Y no olvides, restaurar lo que se rompió por mala administración de los recursos que te fueron regalados un día.  Dale valor a lo que eternamente tendrá valor, las almas y tu relación con ellas a través de un amor comprometido.  Dale valor a Dios, y tu relación con El, a Sus reglas y tu relación con ellas.

Eso sí, es un legado sostenible para futuras generaciones.

Te invito a que tomes un café , o el termo para el mate y mires este imperdible filme  «El secreto de la obsolescencia programada». tiene una duración de 52 minutos, muy bien invertidos para ir  creciendo juntos para la eternidad que viene.

Edith Gero es pastora, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza. Un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.