Amor,  Crecer,  Relación con Dios

Religión o Relación vol.II

«La religión es el opio de los pueblos» escribió Marx.  Un ateo que entendía bién algunas cosas.

Porque…

Dios no es = a religión.

Dios es= a Relación.

Culturalmente, desde niños se nos inculcó que Dios es = a la religión a la que pertenecemos.   Lo importante era creer en un Dios, se llamara Jehová, Allah o Energía Universal.

Tener una religión nos definía , como parte de nuestra identidad.

Por lo tanto cuando alguien se «convierte» al cristianismo, para la gente pasamos a pertenecer a la religión evangélica.

Nunca más alejado de la verdad,( aunque para muchos, esa haya sido su realidad).

Nunca más engaño que en este concepto. Fuera de toda la voluntad de Dios cuando nos creó.

EL nos hizo por amor, capacitados para responder a ese amor , y para tener una eterna relación de amor con El.

Ser cristiano no es haber cambiado de religión ni cambiar de lugar donde me reuno con otros . Ser cristiano significa aceptar entrar en una relación personal con El Dios del Universo, no con  cualquier dios.con EL Dios, el Supremo Creador, el Alfa y Omega, El principio y el fin, el GRan Yo Soy. La fuente misma de la vida y el amor.

Una relación entonces, diaria, íntima y personal.

Hay miles de «cristianos» a quienes esta sencilla verdad que es la esencia de la Biblia no la han comprendido y viven solo otra religión, vacía de contenido.

Porque la religión es hueca, carente de amor y de esencia, solo logra una aparente «llenura» en normas, cánticos, mantras, repeticiones estériles, ritos, creencias erróneas como que el agua tiene poder purificador o un retiro te dará la paz interior.

Por eso Marx compuso  la frase » es el opio de los pueblos». Donde la gente se adormece y anestesia pensando que hace lo correcto , aunque no sienta nada.

Hasta el día que el vacío interior grita su voz, y descubrimos que la rutina adormecedora de la religión nada ha hecho por nosotros.

Para relacionarse hay que amar.

El amor te despierta, te sacude, te estremece y desafía llenándote de nuevas sensaciones. Te empuja  a salir de toda norma y razón.

Que tristeza me dá ver a miles que se pierden de experimentar la realidad del amor de Dios y  se pierden de aceptar Su espíritu de adopción por el cual podemos ser llamados sus hijos. Se pierden de tener una vida plena de pasión por El.

Para quien no ama, Dios es una «discusión»  ateismo-monoteísmo-politeísmo. Dios-razón, Dios- ciencia, Feng Shui o Biblia.  Una eterna discusión alterna, el «opio», una dualidad que jamás verá la luz.

No hay tal cosa como luz o oscuridad. Dios o ateismo. Catolicismo o evangelismo.

Dios es, luz (1º de Juan 1.5), la oscuridad es solo su ausencia. Dios es, fe, el ateismo es una mas de sus ausencias.  Dios es, la Palabra o Evangelio, todo lo demás es otra ausencia de algo.

La dualidad vive en el alma, de las personas y se discute en sus dominios: razón, intelecto, creencias, cultura, ciencia.

Dios, es , Espíritu, y solo se lo puede comprender desde el espíritu humano

«un abismo llama a otro a la voz de las cascadas» Salmos 42.7 . Mi espíritu llama al  Suyo sobre el ruido del mundo, es lo que significa este versículo. Hay una voz en mi interior que siempre clama por Su Creador.

Dios es , amor. Y solo quien esté dispuesto a amarle, tendrá acceso a El.  Dios es, salvación pero solo quien lo acepte y conozca y le busque, le verá.  Dios es, nuestro Padre, pero solo quien tenga una relación personal con El sentirá su abrazo.  Dios es , nuestro Esposo eterno, pero solo quien mantenga  la lámpara del amor encendida velando por el Amado, estará sentado  en las Bodas del Cordero.

Ninguna religión puede darte ni slvación ni libertad de la opresión ni una total restauración. Solo Dios  puede.

¿Y cómo entramos en una relación con El?

-Preocupándote primero por Dios, no por las normas. Buscándolo con todo nuestro ser.

-Leyendo a diario la Biblia, porque Su Palabra es viva y eficaz, y permea la dura tierra de nuestro corazón y nos cambia.

-En lo secreto, cultivando una diaria intimidad con El a puertas cerradas.

Cuando yo fui restaurada hacía 15 años que había recibido al Señor en mi corazón, pero estaba vacía. Creía que ser cristiana era reunirme los domingos, participar en algún grupo de ayuda, y orar «religiosamente» por una lista que llevaba elaborada.

Detrás de «mi nueva religión» la oscuridad me ganó. El pecado y la violencia tras la «fachada religiosa» crecieron libremente. No hubo cosa mala en la que yo no participara en aquel tiempo.

Hasta que el grito en mi interior fue imposible de eludir. Y  luego de ser restaurada empezé a hacer algo que jamás había hecho. Buscar a Dios, conocerle, pasar tiempo con El en lo secreto. Buscar como una cosa preciada la intimidad con El.

Bien saben esto los amantes…. que buscan los lugares secretos para amarse.

Yo no amaba a Dios, no sentía nada y no sabía como llegar a El. Así que con una larga historia de amores terrenales, probé todas las  tácticas «mundanas» que conocía sobre como atraer a alguien.

Te estoy hablando muy en serio, y también te estoy abriendo mi corazón.

Comenzé por un par de años a mandar a mis hijos al campo con su abuela para las fiestas y otros períodos. A solas, me encerré a buscar a Dios. Imaginaba que solo El y yo estábamos en la casa.

Así que yo entraba del trabajo, dejaba mi cartera y me tiraba al piso , pidiéndole a Dios que se mostrara, que me hablara. Me sentaba a comer y le ponía un cubierto. Por tardes y tardes le apartaba una silla en el comedor y me sentaba con El a hablarle.

Luego empezé a hablarle en mi mente y en mi corazón. A diario, por mucho tiempo. Mientras caminaba, me vestía, iba al trabajo, discutía con El, a veces me reía.

No fue para nada una época «mística» ó «espiritual». Jamás he visto a Dios y no creo soportarlo (no me verá hombre y vivirá dice la Palabra).  Pero de alguna manera en algún momento dejé de buscar sentir, dejé de buscar la experiencia.. Solo le buscaba a El, por mi propia decisiòn, no por hallar algo.

Sino porque Dios, era alguien a Quien amar.

Fué mi decisión, de pasar el resto de mi vida buscandole, lo que me permitió con los años experimentar Su Presencia de una manera constante. No lo veo, no lo siento, pero mi fe sabe, que El está conmigo. Mi lámpara, mi refugio, mi Padre, mi Esposo,  mi Salvador, mi Creador, mi Poderoso en batalla, mi Libertador y mi Dios.

«buscad a Dios mientras pueda ser hallado» Isaias 55.6

«buscadme y viviréis» Amos 5.4

«acercacos a mi , y Yo, me acercaré a vosotros»Santiago 4.8

Por todo esto yo digo que no tengo ninguna religión, sino una relación personal con Dios. Si, soy cristiana porque creo que Cristo  es mi salvador y el único camino al Padre.. Si, me congrego, porque es una ordenanza bíblica, pero solo con otros que amen a Dios tanto o más  como yo y sólo donde puedo escuchar solamente Biblia en estado puro, dónde solo se predique a Dios y no doctrinas de hombres. Y sí, intento por todos los medios no pecar, pero no porque «mi religión me lo prohibe» sino porque intento caminar bajo el temor de Dios ( «el principio de la sabiduría es  el temor de Jehová» Proverbios 1.7). Y si, trato no juntarme con quienes no aman a Dios, porque no tengo que compartir con tales, salvo que  sean Cornelios y Ruts, que los hay y muchos, gente que aún sin conocer a Dios, le aman y buscan profundamente.

Si las horas y horas que invertí en hacer, orar y publicar este artículo  sirvieron para que uno solo de ustedes, hoy, detenga su diario afan y eleve sus ojos al cielo, y ser proponga buscar a Su Creador, el esfuerzo habrá valido la pena. Te extiendo la más sincera invitación de tu vida, entra en amores, con tu Creador y tu Dios, a través de una sincera y premeditadamente buscada relación con El.

Edith

video «Dios» de Danilo Montero

Imagen: Guillermo Latorre, Tenerife, España par el Banco de Imágenes de la Bahía

Edith Gero reside en Córdoba, Argentina. Es Pastora, Consejera , escritora y creó la red de Bahia esperanza como un lugar amable donde poder hablar y encontrar herramientas para solucionar conflictos y crecer. www.bahiaesperanza.com www.bahiaesperanza.blogspot.com www.desayunandocondios.com Facebbok/Twitter:EdithGero

3 Comentarios

  • lupita

    me ha gustado mucho lo que escribes, en estos momentos me encuentro en un punto en que no se en donde reunirme, donde sea que valla no encuentro esa llenura , me encuentro inconforme , veo en las iglesias solo clubes sociales, donde se hace muchas cosas , donde se adora al señor , se oye la palabra, mas al salir de los templos las vidas de los hermanos son tan impuras tan diferentes, que contradicen lo que se muestra en dentro de la iglesia, yo se que nosotros somos la iglesia del señor y que somos el Templo del Espiritu, pero tambien me hayo con la nesesidad de reunion con los demas , no se si me de a entender , es tan dificil reunirse sin que participes de todo lo que se hace dentro de las iglesias , es tan dificil vivir en Santidad, por que esto ya es poco practicable en las iglesias, bueno me ha gustado mucho lo de tener una relacion con Dios. y eso es lo que trato de llevar a cabo, mas tambien es mandamiento la reunion con los demas creyentes y ahi es donde esta mi problema……gracias por tu vida…. que las bendiciones de Dios sean contigo…

  • Margarita

    Buen día! Edith, mi nombre es Margarita y tengo 35 años, soy de México D.F. Es maravilloso este testimonio, en muchos aspectos me identifico contigo y mi mayor anhelo ha sido tener esa relación verdadera con Dios, pero solo quedaba en eso, en un anhelo, no hacía lo necesario por comenzarla :( Desde hace años he tenido muchas luchas en mi mente y hace unos días cuando experimenté verdaderamente el perdón y el amor de Dios, sucedió algo terrible en mi. No sé que hacer, estoy desesperada y llena de temor, podrías darme tu correo por favor? para platicarte mas a detalle acerca de esto. Por favor ora por mi y espero poder contactarte, necesito ayuda espiritual

  • PATTY

    ESTA ES LA REALIDAD DE LA CUAL SE ENCUENTRAN MUCHAS IGLESIAS, Y YO ESTOY EN UNA DE ELLAS, DONDE NOSOTROS MISMOS CONVERTIMOS EN RELIGION Y NO NOS DAMOS CUENTA DE LO QUE REALMENTE QUIERE DIOS PARA NOSOTROS QUE ES UNA VERDADERA RELACION Y COMUNICACION CON EL. PIENSO QUE PASA ESTO CUANDO CONVERTIMOS EN SOLAMENTE UNA RUTINA EL CONGREGARNOS A LOS CULTOS DE LA CONGREGACION, Y NO CUIDAMOS Y NO CONSERVAMOS ESE AMOR COMO CUANDO LE RECIBIMOS POR PRIMERA VEZ EN NUESTRO CORAZON,. ESTE ES MI COMENTARIO. DIOS LES BENDIGA..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.