Amor,  Crecer,  Cuentos

Un ciego con luz

Había una vez, hace cientos de años, en una ciudad de Oriente,
un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando
una lámpara de aceite encendida. La ciudad era muy oscura en
las noches sin luna como aquella. En determinado momento,
se encuentra con un amigo. El amigo lo mira y de pronto lo
reconoce.

Se da cuenta de que es Guno, el ciego del pueblo. Entonces, le
dice: -¿Qué haces Guno, tú ciego, con una lámpara en la mano?
¡Si tú no ves!

Entonces, el ciego le responde: – Yo no llevo la lámpara para ver
mi camino. Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria.
Llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean
a mi…

-Cuento anónimo-

No solo es importante la luz que me sirve a mí, sino también
la que yo  uso para que otros puedan también servirse de ella.

Cada uno de nosotros puede alumbrar el camino para uno y para
que sea visto por otros, aunque uno aparentemente no lo necesite.
Alumbrar el camino de los otros no es tarea fácil… Aunque muchas
veces en vez de alumbrar oscurecemos mucho más el camino de
los demás…¿Cómo? A través del desaliento, la crítica, el egoísmo,
el desamor, el odio, el resentimiento…

¡Qué hermoso sería sí todos ilumináramos los caminos de los
demás! Sin fijarnos si lo necesitan o no… Llevar luz y no-
oscuridad… Si toda la gente encendiera una luz el mundo entero
estaría iluminado y brillaría día a día con mayor intensidad…

 

Nota de Edith:

«Dios es  luz, y no hay ninguna tiniebla en El» 1º de Juan 1.5

Dios ES  luz, y Dios ES amor. Y como el principal mandamiento es «Amarás» -Marcos 12.30- Podemos deducir facilmente que dar luz a otros es un camino posible mediante el amor, y el amor, es un camino que solo se encuentra encontrando a su Autor primero.

¿Has iluminado hoy el camino de otros?. Aún puedes hacerlo. Nunca es tarde. Atrévete a dar.  Aprende a recibir por añadidura. El tiempo es corto . Amar es primero.

Edith Gero es pastora, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza. Un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

3 Comentarios

  • hector

    que hermoso pasaje EDITH muy edificante realmente muchas veces somos egoistas con muchas personas que necesitan nuestra yuda

  • ANTONIO SUAREZ

    me gustaria que me enviaran estos pensamientos a mi correo gracias de antemano Dios me los siga Bendiciendo

  • Edith

    Hola Antonio, para recibir los mensajes en correo, pon tu mail en las casillas de suscripción de las páginas y acepta el mail de confirmación que te enviará feedburner. El material de antes puedes copiarlo y pegarlo en un word para bajarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.