Crecer,  General,  Identidad,  Pasado,  Resolución de conflictos

La buena memoria

«Por tanto guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos». Deuteronomio 4.9

Como la pintura  de un maestro que con el paso del tiempo se fue desdibujando bajo capas de hollín, agentes atmosféricos y  polvo;  y fue perdiendo el brillo e intención original del pintor…
Así, quién de nosotros no ha sufrido el peso invalidante  del pasado.
La creación original de un Padre amoroso, hecha a Su imagen y semejanza (Génesis 1.26) se olvida en el choque con el dolor, el abuso, la injusticia, y miles más de sombras oscuras que suelen poblar la vida de todos.

«Para que el mal avanze solo es necesario que el bién no haga nada»

Pero (como suelo decir) el tema es que no sabemos como hacer con el pasado, entonces sencillamente las sombras oscuras ganan, y a veces logran invadir todo y nos quitan…(porque el enemigo de los hombres solo ha venido a robar, matar y deestruir, Juan 10.10) y el pasado es su herramienta perfecta.
Nos roba la alegría primero, nos quita la sencillez de sentir genuinamente, destruye la fe, y si logra su plan total, termina con nuestra vida.
Una persona que no ha tratado  con su pasado se caracteriza por  la falta de algunas cosas esenciales, como ternura, fe, alegría, carácter forjado, facilidad para sentir emociones sin miedo.
Atreverse a sentir el corazon es la fuente de la vida

Dios es Rey sobre toda situación,  y esta vida pequeña que es la antesala de la eternidad solo es Su centro de entrenamiento. En esta escuela de eternidad El  no pensó el dolor para que vivamos bloqueados, sino para que podamos aprender de él. Pero lo que ocurre es generalmente lo inverso. Las personas nos detenemos en areas de la vida dolorosas, y si no vamos concientemente a abrir y sanar esas áreas para que sean recuperadas, estamos imposibilitados de vivir un hoy en plenitud y  libertad.
En el cuento «La ciudad de los pozos»  ese pozo que  es nuestra vida prevista originalmente para contener agua dulce  y cristalina, siempre conectado a la fuente original de agua viva, se fue llenando de contenidos extraños que taparon el agua y la contaminaron.

Hace solo un par de años (porque antes solo pude ver el barro que era el agua de mi vida y tratar con él) me pregunté…
-¿ Y esto es todo?

Sentía que algo como la risa plena me faltaba. Aun vivian en mi mente las imagenes de cuando mi lider habia dado la clase de la pintura original desdibujada, yo no  sentía que mi pintura brillara…
Entonces, empezé a mirar hacia atrás de otra manera, buscando mi esencia y la cosecha detrás de la siembra de sanidad.
Y me di cuenta que detrás del peso invalidante de los recuerdos dolorosos, vive algo que dí en llamar «la buena memoria».

Memoria y recuerdos no son lo mismo. Dios tiene previstas las formas para que tratemos y nos liberemos de los recuerdos dolorosos, pero la memoria es parte de nosotros, Dios no nos hizo amnésicos y nos insta una y otra vez a tener memoria de ciertas cosas como una forma de encaminar nuestro andar.

Momentos dulces de mi vida empezaron a emerger plenos, y cambiaron mi forma de ver y de verme.
Algo así como la felicidad… eso que tanto nombramos, pero que la mayoría no siente, y si la siente, es porque la esta inventando en algo que mas parece una sonrisa forzada que una alegria  que brota de lo mas profundo del ser.
La buena memoria seria como recuperar el tintineo de la risa de un bebé, tan pleno, tan sin condicionamientos… solo se ríe, hasta que se cansa. Y los adultos miramos asombrados a ese pequeño ser que rie,  llora y siente sin prejuicios.

Atreverse a sentir… A recuperarse… A ser plenamente uno mismo otra vez…

Dios es fiel en traer cada cosa a su  tiempo si rendimos el proceso a El. El Espiritu, el brazo ejecutor de Dios es gentil y amable.  Dios no nos asalta con recuerdos para destruirnos sino trae cada cosa en el momento perfecto.
Hubo un tiempo para desbloquear mi adolescencia luego que los años de abuso fueron tratados. Y ese momento fue la escuela para otro proceso inmediato que vendría luego y que habia sido el determinante de gran parte de mi vida. Hace unos dias por fin pude enfrentar lo que eludí por más de 30 años, un lugar fisico al que no habia vuelto en un interno juramento que buscaba tapar el temor de enfrentarme.

Yo que siempre enseño a quedarnos en las situaciones, a no escapar. Yo que enseño a permanecer, ví que  habia muchas formas de huir y yo había estado escapando en una. Pero hace un tiempo que dejo que todo me alcanze, porque anhelo el fuego y el brillo primero.
Asi que cuando me convocaron a un ensayo, justo frente al lugar que determinó mi historia, decidi que ya era tiempo.

Me tome unos minutos para andar la plaza de mi miedo y descubrí tantas cosas…
Descubri que el lugar era iluminado y bonito, no el oscuro de mis recuerdos. Los gigantes se retiraron de repente y mientras observaba los chicos jugando son sus patinetas, un momento y unas palabras olvidadas emergieron del ayer, y me sacaron una sonrisa.
Todo estaba en orden, era solo un lugar, lo que le daba marco a mi miedo solo estaba en mi interior, resuelto eso, la buena memoria emergió.
Abandonando la plaza bajo la suave llovizna de la noche fria del fin del invierno  veia en mi interior mi historia correr como una película recuperada, y entendí quienes eramos hoy las personas que participamos de ese instante.

No eramos ni los tal vez poderosos de hoy, ni los timidos adolescentes de entonces, ni los jovenes frustrados que fuimos luego cuando pasamos mil veces poor ahi, ni los niños que llevábamos dentro. Todos ellos, se unian en las mismas dos personas.
La mejor version de nosotros mismos, o al menos la version completa y en HD.
Mientras yo experimentaba esto el brillo y la fuerza original, empezó a emerger.

Marcos 12.30 nos dá la orden diaria y la dirección que lleva. Pero todos lo desoímos. Amarás al Señor tu Dios con todo tu ser, con toda tu mente, con toda tu alma (con todos tus recuerdos) es la dirección vertical de la orden. Te amarás a tí mismo, marca la dirección al punto de inflexión del ángulo.(te amarás, te sanarás, te recuperarás, pondrás nuevos limites correctos). Amarás finalmente a los demás (libres para amar recién ahí) es la dirección horizontal y última de la orden máxima.
El amor, la esencia de la vida y el final de la eternidad solo puede pasar por tí hacia otros si primero ha pasado desde ti hacia Dios y luego por tí mismo.

Sanarnos… recuperarnos….

Hace algo más de un año me reeecontré con un amigo que conocí a los 12 años cuando estrenaba secundario, grupo de amigos y otro pueblo lejos del mio. Mi adolescencia fue absolutamente tormentosa, el choque entre mi familia aristocrática, la presión intelectual, los secretos de la segunda guerra mundial que vivian bajo tanto glamour con silencios extraños. El choque entre la cultura europea que habitaba todo el tiempo en mi casa y la argentina me desvastaban. Mi caracter heredado de militares revolucionarios que hicieron historia unido a la sombra de bombardeos y guerra me volvieron taciturna y cerrada. Fue una epoca muy traumatica para mi.

Diferentes hechos que se suscitaron los años que pase allí llevaron que un dia me levantara y me viniera a vivir a Córdoba y bloqueara ese tiempo en mis recuerdos.
El resto de mi vida tambien fue asi, bloqueo tras bloqueo. El control mental y la meditación agravaron el proceso. La mente no fue diseñada por Dios para estar en blanco y bloqueada.
Cuando empezo mi recuperacion habia que sacar la suciedad gruesa, y yo crei que eso era todo por el enorme costo de aprender a reprogramar mi mente a pensar otra vez.
En este contexto apareció mi amigo de entonces y yo me dije:
-ok, es el tiempo de abrir. Veamos que hay abajo

El es muy detallista, asi que me llevo a dar un colorido paseo por la memoria de aquellos años, y aunque vio mi resistencia la ignoró y siguió adelante. Como se lo agradezco…!
De repente me di cuenta con un susto cuanto me había perdido en esos años completos que no recordaba.
Tuve que vencerme a mi misma (porque todo progreso requiere cambio, y el cambio genera resistencia) para conquistar esos terrenos.
Y entonces, los detalles nitidos de lo que estaba abajo de lo doloroso, empezaron a salir.

Vi lo que habia perdido… Aspirar con alegria el aire fresco de una mañana de invierno. Vivir con el corazón expuesto  sin temor al dolor. Vivir para amar sin temor a confiar.
Vivir para hacer lo que debo sin temor a las consecuencias.

Recuperada.

Me pregunto como he vivido tanto tiempo, sin ser yo misma. Perdida de mi misma, Y no hablo de ninguna teoría humanista (tristemente errada) donde el hombre cree ser el centro del universo. Hablo del recupero pleno de aquello que Dios hizo. La identidad,  género,  propósito,  visión, forma y los sentimientos que Dios había creado en mí.

El peso del pasado no es tan sencillo de resolver aunque todos lo intentan y miles han hecho plata y fama con eso. La mayoria solo han sido tibios intentos que naufragaron. No se puede ir al pasado como un navegante solitario o como un aventurero, puedes quedar mas dañado que antes. Hay que buscar ayuda.

En algun punto de mi sanidad tome un monton de desiciones para avanzar pero una en especial me marcó. Una noche yo volvia de de trabajar en la restauracion de una persona, y hable con Dios en la fria madrugada, desesperada por no poder resolver la tremenda carga de dolor de la gente en el area del pasado.
Ya habia hecho decenas de cursos, conferencias, trabajaba en un grupo, y cursaba tercer año de psicologia, pero seguia sin respuesta en esa área.

El otro detonante fue cuando asistí a un debate con una mesa de profesores de la carrera  y les pregunté que porcentaje de cura le ofrecían ala gente. -Cero -me contestaron.
Insistí preguntando que cura habia para el recuerdo circular de una persona que había sido violada,-no hay -dijeron- vivirá con eso toda la vida
La desesperacion me ganó, como era posible que la sangre y la muerte no salieran jamas ni de mis propios recuerdos…Como podría ayudar a otros si no podía resolver mis propios bloqueos…

Para que se pueda acceder a la buena memoria, hay que resolver primero el peso del pasado invalidante, de los recuerdos dolorosos. Los de ayer y los de hoy tambien. No puedo extenderme aqui sobre como hacemos esto, aquellos de ustedes que no hayan pasado por un plan de sanidad pueden escribirme y solicitarlo sin ningun costo. Nuestra intencion solo es ayudar. Sí se puede tratar con el pasado y superarlo.

Pero les daré algunos items.

Dios tiene el brillo original de nuestra pintura, El la creó. El tambien proveyó la unica sanidad disponible del dolor cuando envió a Su Hijo. En ese momento perfecto donde El Amor murió por cada uno de nosotros, llevó sobre Si nuestro dolor nos dice Isaías.
Su yugo es fácil y ligera Su carga, si vamos a El, El nos dará descanso.
El pasado se resuelve rindiéndolo frente a la cruz, recibiendo a Cristo en nuestra herida asi como lo hemos recibido en nuestro corazón un dia para ser salvos. Los recuerdos se llevarán a El, y no te aconsejo que entres a tu pasado doloroso sin El, porque puedes destruirte a ti mismo. Me pasó.
Solo El, puede, hacerse cargo de sangre, muerte, abuso, y todo lo que vive en el silencio de nuestras mentes enfermas .

La pelicula «Reign over me», nos habla de lo bueno que aparece cuando lo malo ha sido expuesto. Tiene tanto que ver con nosotros mismos. Y tambien tiene que ver la amistad, un buen amigo es un buen espacio para abrirte . A veces es lo que nos reconecta con la vida. Un gran amigo me contó que cuando él enseña en la facultad, les dice a sus alumnos que la respuesta a que hace Dios frente a tantos problemas en el mundo es: – te hizo a tí.
Hay amigos, personas que Dios nos acerca en el momento correcto para poder abrir nuestras vidas. Y luego, remedando a «Cadena de favores» lo hacemos con otros.

Te animo que saques el boleto a ese viaje, y termines con ese pasado.

Para que la buena memoria, con sus destellos dorados aparezca. Como los reflejos dorados de una tarde de primavera  dando marco al canto de la calandria. Como la dulce miel de la mañana del color del sol que recogía mi abuelo y que vive en mi memoria ahora recuperada. Como el «auto grande» el Hansa que tenía el abuelo y en el que nos llevaba a pasear y mis ojos asombrados de niña de pueblo miraban la gran ciudad mientras cuidaba de sentarme derechita en mi vestido de terciopelo y que ni un mechón de pelo escapara del ancho moño de las trenzas bajo la mirada vigilante y tierna de mi abuela. Como el aroma del té en hebras y el struddel que invadía la casa de mi infancia, y  el perfume de lavanda de los saquitos que mi abuela  ponía entre la ropa.

Dios te bendiga en cada uno de tus viajes y te permita,  ser plenamente lo que Dios creo en ti.

Texto: Edith Gero

Imagen: ‘leaves‘ © MIROSLAV VAJDIĆ

Edith Gero es pastora, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza. Un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

4 Comentarios

  • soraya cristina villarroel rodriguez

    Edith: Esta reflexión, la medito, y la siento en mi vida, como el cielo abierto con nubes pasando, visto desde la profundidad y la oscuridad de uno de ésos pozos a los que hace referencia el cuento «La Ciudad de los Pozos»… siento el alivio de saber que alguien lo logró…

  • carlos

    edith : yo no se que es realmente el amor mi papa con el que me crie me dio todo pero el todo material nunca se sento conmigo a hablarme d las cosas buenas que debia hacer o de las malas d las cuales no hacer. hace una semana me vienen pensamientos que me pregunto si realmente soy feliz ? o como puedo dar amor a las personas que realmente me aman y yo se que quizas no es amor lo que les doy por que pelee con ellas las insulto paro amargado y eso no es para nada amor.y leyendo este articulo me doy cuenta que algo puede ser del pasado ? mis papas se separaron cuando yo tenia como 8 anos d edad. y mi mama se fue a los estados unidos y nos quedamos con mi papa el es militar y siempre escuchabamos que se referia de puros insultos a mi mama y nunca decia mama siempre dcia tu madre es la mas p.ta.. y demas cosas siempre recuerdo eso y la golpeaba mucho , mi mama al final nos trajo a los estados unidos a mi y a mi hermano . no me quiero ni imaginar el sufrimiento que sufrio al estar con mi papa me cuentan mis tias que fue horrible y quisas por eso yo e crecido insultando a mis novias de muy fea manera ofendiendo que eso es lo que mejor se hacer creo por que lo aprendi de mi papa. yo hace un ano que vengo conocdiendo d idos pero a veces caigo y siento que me alejo como el tema d la masturbacion que me mandaste por mail un consejo y un libro hace una semana .no se si me puedes ayudar con algo de snacion quiero empesar a sentir todo lo que dices ahi . levantarme y ppoder ver el dia bonito por mas que sea invierno , poder amar ,sentirme bien cosas asi que vengan d la felicidad .ayudame con eso que comentas en el articulo el plan de sanidad mi email es casil80@hotmail.com.espero me ayudes ya tengo 31 anos y mi primer hijo nace en unos dias y quiero darle amor pero a la ves no se que es amor no se si me entiendas necesito ayuda que partes d la biblia sea la mejor para fortalecerme en cada momento d angustia y de tentacion …gracias

  • Edith

    Hola Carlos. Claro que puedo ayudarte. Escríbeme a la casilla del Centro de Consjería, rompeelsilencio2@yahoo.com.ar y te enviaré las guias del plan de restauración y te daremos seguimiento personalizado. Quedate con nosotros y te equiparemos de herramientas para que construyas el amor real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.