Crecer,  General

Zona Conciencia: Estamos en esto juntos

«No es dificil darse cuenta que hay un gran desequilibrio. Las cosas no andan bién.
Al mismo tiempo existe una generación que se sienta a ver entretenimientos y reality shows por tv,
mientras en algun lugar escondido,  un niño está siendo prostituido, robado de su inocencia.
No es justo que podamos consumir cualquier bien material que esté a nuestro alcanze,
mientras existan viudas y huérfanos privados de sus derechos básicos,
 víctimas de un conflicto con el que no tienen nada que ver.
No es justo sentarnos a ver el noticiero en la comodidad de nuestras salas.
Y sentir pena por aquellos que han sufrido desastres naturales… terremotos… inundaciones.
Y solo sentir lástima por ellos, cambiar de canal y preparar la cena.
Vemos este desequilibro y decimos «Esto no está bien, no es justo»
Pero no hacemos nada más.  Porque hacer algo, nos costara ALGO»
The I heart Revolution –  Hillsong.

Bahia Esperanza inicia hoy un llamado a la conciencia individual y un desafio al cuidado intensivo de todos por todos.  Haces meses que Dios viene tocando con esto a mi corazón, y hace años que vengo trabajando en diversas areas. Y notando con preocupacion la indiferencia generalizada al dolor y necesidad, y lo que el humanisno nos ha legado, un enfasis en el crecimiento individual.
Muchas veces estoy en medio de tanta gente, y veo que todos hablan, pero no se escuchan unos  a otros.  Cuando estoy más rodeada de gente, en algun evento, es cuando la sensación de soledad se hace más patente.  Los seres humanos nos hemos ocupado demasiado bién de levantar barreras que nos diferencien y nos aislen, antes que  puentes que nos acerquen. Esto redunda en una sensación generalizada de soledad.

Vivimos demasiado conscientes de nosotros mismos, y muy poco de los demás.  Y de alguna manera ello denota que nosotros seguimos siendo el centro, no Dios. Porque Dios nos creó individuos pero dentro de un cuerpo, para vivir unánimes (reconozco que es  extraño  esto de ser un cuerpo y al mismo tiempo no perder la identidad y los sanos limites individuales).
El gerente se mueve como si sus empleados fueran algo distinto a él,  y el empleado también. El rico evita al pobre y el pobre mira con envidia al rico. Algunos pagan por una casa una fortuna indiferentes a los que viven en la calle. La gran mayoría de las personas a nuestro alrededor, como relata el video «Get Service, Recibe Servicio»  y el de «La fotógrafa del año«,viven llenas de dolor  sin encontrar con quien compartirlo siquiera.  Las frias estadisticas  muestran que una increiblemente mayoritaria cantidad de personas en el mundo han sufrido abuso severo de algún tipo en un momento de su vida , y que casi todos han intentado suicidarse o lo han pensado .

¿Nos hizo Dios asi, indiferntes al dolor y necesidad de otros? O tal vez será, que nosotros hemos errado el camino…

Si omos un cuerpo, estamos en esto juntos, y tenemos la obligacion de cuidarnos unos a otros, levantarnos,  animarnos y amarnos unos a otros. La iglesia de Hechos, el modelo universal compartió absolutamente todo, y aunque no creo que ello pudiera hacerse hoy (a pesar de que el reconocido libro Radical de David Platt es un desafio franco a implementarlo) sí creo firmentemente en el cuidado de unos por los otros. Esta es una invitacion a que desde hoy seas mas conscientes de los otros que de ti mismo.
Uno por todos fue lo que Jesús hizo al pagar el más alto precio por nosotros. Nosotros podemos ser todos por todos, en cudado intensivo de unos por otros.

Bahía Esperanza comienza hoy con Zona Conciencia  una nueva etapa de desafios, hablando de  que el mañana se construye con muchos hoy vividos integramente, no cerrando los ojos a un mundo que sufre. Hoy se inicia un llamado a la conciencia.

Yo veo en todo el mundo, un increible énfasis en ayudar a los animales en extinción, y al planeta en extinción. poero no asi a lo único eterno del mundo que somos las personas.  El planeta (al menos como lo conocemos) no sobrevivirá, asi lo explica claramente, la Biblia. Y los animales no son mencionados. pero el hombre tiene una responsaiblidad con el hombre luego de con Dios.  Esta bien que cuidemos el planeta y todo lo que hay en el, porque de ello daremos cuenta,  pero en el orden correcto de prioridades.
El tema es que antes de cuidar de un aminal, o de una planta; cuides a la gente sin dejar de hacer lo otro. Yo misma soy una persona con una clara visión ecologista y no solo porque tuve la materia en la universidad, sino porque entiendo mi responsabilidad en el asunto. Intento ser buena administradora de lo que un cielo generoso me ha prestado.

Involúcrate.
Un día yo sobreviví a la muerte porque mis vecinos llamaron a la policia. No comprendo como personas pueden estar ajenas a que a su alrededor desaparezcan niños  para ser explotados, mujeres que son robadas. Si entre todos cuidamos de «nuestros «niños, de «nuestras mujeres»de «nuestros hombres» podemos lograr un gran cambio.
Por donde mires a tu alrededor hay necesidad. No te pido que hagas lo que no puedes, sino que hagas algo, que te involucres en algo. Que sin dejar de amar a Dios por sobre todo, y leer Su Palabra cada dia, y sin dejar de ser buena dministrador del dinero, y  de tu heredad en la tierra, que privilegies  ayudar a otros.

Miles de parejas invierten millones en tratamiento de fertilidad asistida, bancos de semen y demas cuando  miles y miles de niños son abandonados y no encuentran hogar. La adopción no es algo  que se privilegie hoy en dia, se prefiere alquilar un vientre. Eso se llama insensiblidad.
¿Qué hubiera sido de los grandes maestros de la antigueddad sin sus mecenas?. Patrocina a alguien, sponsorea niños, jovenes, adultos, ancianos. Involúcrate en el desarrollo de la gente.

La CNN tiene hoy una campaña de ser la voz de los oprimidos.  Yo he sido por años la voz de los que no pueden hablar, según el decir de mis amigos «no tengo vida»porque dedico cientos de horas  al trabajo de rescate de personas, no conozco lo que es fines de semana o vacaciones. También trabajo hace años con Aministia internacional por los derechos humanos. Firmo peticiones, hago lo correcto, me involucro. He ido a la radio, escrito miles de artículos y contestado decenas de entrevistas. Y guardo espacio para compartir de lo que tengo con los demás.
Si todos ponemos algo, entre todos podemos lograr un cambio. Poner un stop a la pornografia, poner un alto al abuso en todos sus términos. Decir NO a la violacion de los derechos individuales.
Involucrarte con los demás no te significará tal vez ninguna alegria ni rédito. Donar dinero a alguna entidad para deducirlo de impuestos o lavar dinero como hacen algunas empresas no es la motivación correcta para lo que estoy diciendo. Involucrarte con el dolor ajeno, lejos de traerte satisfacción te abrirá los ojos a cuanta oscuridad hay, y cuanta necesidad. Y también te mostrará tu propia ceguera. Y eso, será duro de llevar, tal vez te costará todo como dice Hillsong.

Pero estamos en esto juntos. Nacimos de un mismo Padre, y a El volveremos todos.

Y si tu estas en problemas, a la vez que buscas soluciones para ti mismo, para tu pasado, para tu hoy, involúcrate en ayudar, en cuidar. Porque las bendiciones de Dios se obtienen por añadidura. El camino de la sanidad personal está en el cuidado amoroso que extendemos a otros.

Video: We’re all in this together – Trailer
Texto: Edith Gero

 

Edith Gero es diseñadora gráfica, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza: un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.