Amor,  General,  Relación con Dios,  Tiempo

Es Navidad

Gran parte del mundo prepara la mayor celebración del año mientras la otra parte exhibe argumentos para ignorarla.

Entre tanto, el dueño de la navidad, espera…

Creo que perdemos fuerza y la alegría de la celebración al centrar la discusión  en que si el arbolito es o no pagano y si la Navidad debemos o no festejarla el 25 de diciembre

El olvido general que se relega tras miles de luces y regalos, es que la Navidad es el cumpleaños de Dios, el único que nos fue dado poder festejar. Por tanto, así como la Creación cantó  y celebró el nacimiento de Quien dejando los cielos bajó a completar el plan de salvación, así nosotros debemos celebrar como nunca lo hemos hecho. En plena consciencia de  Quien festejamos.

Lo demás es irrelevante. Pino, luces, tarjetas… Yo armo lo mejor que tengo para El. Despúes de todo, cuento que El verá lo que preparé. Y cada vez que se brinda, hace años que  levanto mi copa  por Dios.

Es Su Cumpleaños!.  El día del Deseado de las naciones.  El día cumbre…. Las olas lo cantan en el mar, los pájaron estrenan su mejor gorjeo. El Cielo prepara fiesta…Los ángeles mirarán con nostalgia pensando que querrían celebrar con nosotros…

¿ Recuerdas a Jesús cuando pasas por cada árbol lleno de luces en un shopping mientras haces las mil compras y hablas con la familia organizando las cena?

¿ Recuerdas a Jesús cuando comes hasta no dar más y esperas rápido que sean las doce para abandonar la mesa familiar e irte con tus amigos  y programar la salida del 25?

Piensa en el que cumple años. Piénsalo en cada cumpleaños suyo hasta los 30 años, en la mesa familiar, tomando la mano de María y José, la de sus hermanos, orando por los alimentos, sobre la mesa que tal vez El mismo habría construido. Piensalo, en su hogar sencillo, lleno de respeto y el sentido profundo de Dios y familia donde El  fue enviado a nacer y crecer.

Piensa en José mirándolo en sus cumpleaños, José sabía, que no era su hijo,  piensalo mirando a Jesús con respeto y una profunda admiración de poder tener bajo su familia al Hijo de Dios.

Piensa en María mirándolo en cada uno de sus cumpleaños con el corazón traspasado, sabiendo que cada año, anunciaba uno menos para el tremendo dolor que soportaría. Seguro con su belleza serena, una ternura extrema  y la aceptación que da el privilegio  que le fuera otorgado a pesar del sufrimiento anunciado, miraba a su hijo…

Todos percibían que Jesús era de aquí pero al mismo tiempo jamas lo fue. En la tremenda profundidad de sus ojos latía un Cielo poderoso  esperando cumplir  Su Plan Maestro.

En este Su próximo cumpleaños, piensa en El, solamente en El. Y acepta su Regalo de salvación. dándole el unico regalo que el espera  desenvolver de tí, tu corazón.

Yo te celebro, Rey de mi corazón. Te celebro con un corazón agradecido por toda la Gracia inmerecida que me ha sido extendida. Te celebro , Amor obstinado en conquistar nuestras rebeldías. Te celebro, Creador del Universo.  Sean aún mis múltiples fallas solo parte  lógica del esfuerzo diario por ofrecerte mi mejor perfume.

 

Edith Gero es diseñadora gráfica, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza: un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

3 Comentarios

  • Miguel Angel Rodriguez Huaquipa

    Primero felicitar a las personas que brindan su ayuda incondicionalmente y segundo tengo mi propio criterio de la navidad comparto el pensamiento por lo expuesto anteriormente debemos recordar a jesus siempre en cada cosa en cada momento y mas aun cuando el cumple años, respetar siempre lo que es y lo que significo y significa para nosotros.
    Recuerdo que cuando era ñiño soñaba con tener un carro a control remoto en ese tiempo yo era muy pobre y mi madre a penas ganaba para pagar el alquiler y hasta aveces con mucha fortuna logr4aba comprar un solo juguete para los 6 hermanos que somos pero tambien en ese tiempo recibimos muchas bendiciones y milagros Gracias

  • Edith

    Sí Miguel, hagamos de cada día, una celebración porque Dios decidió enviarnos a Su Hijo … Que cada día, sea Navidad, hoy y siempre. Recuérdame luego publicar un cuento precioso que me enviaron justamente de esto, «Navidad hoy y siempre»

  • Mony

    Hola,cómo están todos? En mi casa no celebramos la navidad porque no la consideramos una fiesta cristiana. No encontramos datos históricos de que el Hijo de Dios nació el 25 de diciembre y tampoco los primeros cristianos celebraban en esa fecha.
    Muchas bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.