Crecer,  Crisis,  Cuentos,  Esperanza

Los Japoneses.



Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco.  Pero las aguas cercanas a  Japón no han tenido muchos peces por décadas. Así que para alimentar a la población japonesa los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro.  Mientras más lejos iban los pescadores más era el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado.  Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco.

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros.  Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores.

Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco, y no les gustaba el congelado, que por tanto, se tenía que vender más barato. Las compañias instalarcon entonces  en los barcos , tanques para los peces. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa.

Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque….

Estaban aburridos y cansados, aunque vivos.

Los consumidores también notaron la diferencia del sabor poque cuando los pescados dejan de moverse por días, pierden el sabor fresco….¿Y cómo resolvieron el problema las compañias japonesas?. Y ¿cómo consiguieron  traer pescado con sabor del pescado fresco?

Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?. (Mientras piensas una solución lee lo que sigue):

Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que solo se relaja….

Experimentan el mismo problema  que las personas que ganan la lotería, o el de quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresión y la ansiedad…

Como el problema de los pescados japoneses, la solución es sencilla. Y lo dijo Ron Hubbard a principios de los años 50:

«Las personas prosperan más cuando hay desafíos en su medio ambiente».

Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanquees en los botes, pero ahora también ponen un ¡tiburón pequeño!!.  Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos.

¡Los peces son desafiados!. Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡ para mantenerse vivos!.

Cuando alcanzes tus metas, proponte otras mayores.

Nunca debes creer en el éxito para acostarte en él.

Así que invita un tiburón a tu tanque, y descubre que tan lejos realmente puedes llegar.

Unos cuantos tiburones te harán conocer tu potencial para seguir vivo y haciendo lo que mejor haces, de la mejor manera posible !!. Y si ya los encuentras en el tanque, déjalos que  se muerdan entre sí, que no te asusten sus dientes ni sus trampas.. tú sigue alerta, pero siempre «fresco».

Siempre habrá tiburones donde vayas…

NO PIDAS A DIOS QUE GUÍE TUS PASOS , SINO TIENES LA INTENCIÓN DE MOVER TUS PIES.

Fuente: El Nuevo Diario , Uruguay,

encuentroconjesusfb@yahoo.com

Nota de Edith: -Cuánto me ha hablado este cuento… prometo no quejarme más por ninguna prueba , ni volver a preguntarme porqué. Entiendo que la crisis nos mantiene alertas, nos instruye, nos edifica. Como guerreros, aprendemos a dormir en trincheras, espalda con espalda y cerrando un solo ojo. con  nuestras armas listas.   Entiendo otra vez que esta vida es el Centro de Adiestramiento para la eternidad donde Su Espíritu nos capacita para ser fuertes y  forma en la prueba nuestro carácter eterno.  Así que ya no temeré al tiburón y sabré que solo ha sido puesto allí para mantener mi fe en Aquel que siempre nos rescata. Agradezco a mis hermanos de Uruguay por este precioso diario.

 

 

Edith Gero es diseñadora gráfica, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza: un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

10 Comentarios

  • Gamaliel dominguez

    Una hermosa publicación para traer reflección Edith. Con esto comprendo cuado Dios le dijo al hombre que acumuló sus riquezas y le dijo a su alma, ahora si gosate y reposa, porque muchos bienes has adquirido para muchos años. Y Dios le dijo, necio esta noche vienen a pedir tu alma. son necesarios los desafios para mantenerse vivos.

  • uber

    gracias por mandarmen esas enseñanzas tan impactantes quiciera ponerlas en pratica hay cosas en mi vida que no me dejan fluir para crecer se que se deben tomar decisiones y me ciento debil en emocion y pensamientos necesito ayuda

  • Edith

    Hola Gamaliel. Así es. Por eso sigamos formando tesoros para la eternidad, valores que no nos serán quitados. Más ponemos en la dirección horizontal y verttical de marcos 12.30, más tendremos de imperecedero. Dejar legado es importante.

  • uber padierna betancur

    edith gracias por la publicacion la enseñanza que dejas del los peces sabes dentro de mi muchas veces siento que yo no pertenezco alas situaciones en que vivo he sido muy relajodo porque no me preocupo por nada y muchas veces cuando veo mis necesidades me digo ami mismo yo voy a tener mi negocio y no lo hago porque derrocho el dinero no lo se administrar gracias por escucharme

  • Nancy

    Es excelente esta enseñanza de los peces, gracias porque en verdad Dios esta siempre enseñandonos que sigamos avanzando en todo, en cada area de nuestra vida y no nos damos cuenta, Gracias queridos hermanos por la enseñanza que podemos rescatar atravez de este articulo y a la vez aprender tambien con respecto a esta historia de los japoneses que no sabia. Dios les bendiga grandemente. Gracias.

  • Edith

    Sí Nancy, a mí tambén me hizo mucho bién. hemos aprendido a no quejarnos del tiburón en el tanque. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.