Amistad,  Amor,  Crecer,  General,  Relaciones Interperson

¿Es posible la amistad entre un hombre y una mujer?

Dedicado a mis amigos hombres, que me enseñaron a levantarme y  me dieron alas para volar. Gracias…

Cae la tarde de un día tranquilo de  invierno, la calandria ha vuelto a regalarme su canto junto con el sol que  reaparece timidamente .  Lo más hermoso del sol y los pájaros es que sigo aquí para percibirlos.

Quiero zanjar el debatido y controvertido tema de amistad hombre-mujer con algo que brota desde mi misma experiencia. De un «test de campo» que pasó por la prueba de la misma muerte.

Si tal amistad no fuera posible, yo no estaría aquí.

Por esas cosas de la vida y de ese imponderable llamado destino ( que no es sino la voluntad de Dios y el camino que El trazó para cada uno) mi primer gran amigo fue un varón, y la mayoría de mis  amigos lo son. Ellos me levantaron, sostuvieron, abrazaron, discipularon y me formaron.

Por ellos hoy soy más fuerte, más productiva, más paciente, más sabia. Ellos me enseñaron el significado de la palabra : amistad, integridad, honor, lealtad, respeto.

Cuando escucho a personas hablar burlándose de la imposibilidad de tal amistad, me sonrío sientiendo lástima por lo que pierden.  Aprendemos tanto de los demás….. Por ejemplo, el hombre es más concreto, la mujer es más emocional. Mis amigos me enseñaron a ponerle un freno a mis emociones.  Luego está el hecho de que el hombre es un visionario, un conquistador, un soñador, a través de ellos aprendí a alentar en vez de quejarme tanto ( una modalidad muy femenina). También aprendí  de ellos a ser mas agradecida.

«Los mejores amigos son nuestras amigas…» El ensayista y filósofo español Julián  Marías dijo sobre la amistad: «Siempre he creído que  nuestros mejores amigos son nuestras amigas y viceversa; que si alguien es capaz de comprender desde cerca otra vida humana y darle  efectiva compañia es una persona del otro sexo(…) La amistad ha tenido un enorme papel en mi vida. Y mis amigos han solido ser duraderos.(…). Cuando hablo de amistad me refierso a la de dos personas de los dos sexos, y sobre todo con mujeres, más próxima y verdadera que la que se puede tener con la inmensa mayoría de los hombres»

Dijo alguien por ahí que la amistad entre un hombre y una mujer no solo es posible, sino que es un regalo total de Dios.

Dios colocó la amistad en una de las categorías mas altas de las relaciones interpersonales al decir el Señor  Jesús que ya no nos llamaría siervos, sino amigos (Juan 15.15).  La amistad por tanto será eternamente cultivada como una relación basada en un amor puro y perfecto cuando ya la sexualidad deje de ser el impedimento ( porque escrito está que en el Cielo no se casarán ni se darán en casamiento, Mateo 22.30).

Creo que la amistad es la forma en que Dios nos enseña a amarnos los unos a los otros, sin el aditamento del erotismo.  Puro y sano compañerismo.

La resistencia que la amistad entre dos sexos provoca en la pareja de uno de ellos, es lógica, pero debería ser capitalizada en algo mejor que los celos, que siempre son nocivos para la pareja.  No toda amistad entre un hombre y una mujer lleva a una pareja o que uno o ambos se enamoren del otro, ¡ de hecho en la mayoria de los casos nunca ocurre!. Pero toda pareja que esté realmente unida comienza con una amistad. Es la ruta que Dios estableció y quedó plasmada en «Cantares»

mi hermana – mi amiga –  mi esposa.

Por tanto, es normal  ( y sano)  que un hombre y una mujer que se atraen comienzen una amistad con el fin de conocerse y establecer si quieren o no llevar adelante una relación más prfunda. Por eso, tampoco está mal que uno de ellos se enamore y el otro no. El amor siempre es un privilegio, porque solo puede ser puesto allí por Dios, así que siempre nos permitirá crecer y aprender.  La amistad es el espacio correcto, franco, abierto donde una eventual y futura relaciónd de pareja debiera dirimirse.  Y sino, esta bién también que la amistad pueda continuar.

Pero están las otras amistades entre ambos sexos, las que no pasan por la atracción, y si por una hermandad auténtica de almas.  Lo que vuelve posible tal amistad es la calidad personal.  La autenticidad.

La traición o deslealtad en una amistad, las mentiras,   sentimientos ocultos, todo lo que rompe una amistad, puede darse por igual entre personas del mismo o de diferente sexo.  No es el sexo que tenemos lo que vuelve posible una verdadera y sana amistad, es la calidad de personas que somos.

Las personas leales, serán leales, en toda circunstancia. No pretenderán lo ajeno y serán de esos amigos/as que se alegran de los triunfos personales y sacan lo mejor de nosotros.

En este día del amigo, mis mejores deseos para mis amigos . Sean los días amables con ustedes, y siempre haya viento a favor en sus velas.

«Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor… Nadie tiene amor más grande que el de dar la vida por  sus amigos» Juan 15

Por Edith Gero

Edith Gero es diseñadora gráfica, escritora, consejera bíblica y la creadora de Bahía Esperanza: un sitio amable donde romper el silencio y encontrar herramientas para la resolución de conflictos, más la motivación a un sano crecimiento diario.

5 Comentarios

  • diana maria agudelo

    me siento muy sola y tengo un defecto grande que cuando tengo algun amigo me aferro a ellos lo doy todo y cuando me fallan sufro mucho. que debo hacer para no aferrarme tanto a nadie ni a nada

  • Juvia Gates

    Yo pienso que es normal aferrarse a los amigos y a las personas que nos rodean, es inevitable ya que todos los necesitamos.
    Lo que es difícil es diferenciar quién es de verdad un amigo, y quién no, si nos aferramos a todo podrían hacernos daño.

    Yo creo que para no aferrarte, no deberías esperar tanto de los demás, pues todos tenemos fallos y defectos, no somos perfectos. Si no esperas tanto de los demás, te agradarán las cosas buenas que haga, y cuando cometa un error no te lo tomarás como que te ha fallado, sino como eso, un error, o un defecto, que debemos perdonar, pues todos los cometemos, y todos los tenemos.

    Espero haber podido ayudarte algo.
    Un saludo!

  • Edith

    Puede ser normal Juvia, pero no saludable aferrarse a los demás. Nacimos para amar, pero el amor, no se aferra. Nuestras expectativas deben estar siempre en Dios, la meta, el Camino, la verdad y la vida. Desde El , amamos, y recibimos por añadidura. La biblia dice «maldito el hombre que confía en el hombre»y sabemos que para amar hay que confiar, pero las expectativas, dejalas en lo Perfecto, porque las personas somos imperfectas, y el choque de nuestra expectativa del otro con su imperfección, más la mia al recib irla de vuelta genera frustraci’ón. Por eso demos lo mejor de nosotros mismos, y vamos adelante a la meta con la mirada puesta en el Señor, el autor y consumador de todo. Bendiciones.

  • Edith

    Diana, si puedes leer el comentario que le hize a Juvia en la misma entrada, te digo lo mismo. El amor es la regla de Dios para relacionarnos, pero no aferrarse a los demas. Eso ya cae en lo que llamamos idolatría relacional, que no es ni mas ni menos que tener en el corazón todo el tiempo algo, que no es Dios. Aquí esta sutil idolatría se produce porque Dios es desplazado del Centro, y al tomar una persona el lugar del centro de nuestra mente, dejamos de cumplir la orden diaria de marcos 12.30. Pídeme a mi correo de consejería la batalla de la mente para que aprendas a dejar en tus pensamientos lo correcto y eso se traslade a tus acciones.

  • adriana mendoza

    mi mejor amigo me dijo que esta enamorado de mi y me a ido conquistanto con su manera de ser el problema es que yo soy mayor q el x dos años y tengo miedo aceptar ser su enamorada a pesar de lo siento.que consejo me podrias dar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.